La Casa astrológica donde está Lilith nos dice cuál es ese lugar misterioso y frágil que necesita salir a la luz. Qué fuerza dentro suyo pujará por ser ella misma, ya sea por las buenas o las malas.

Casa I – Aries

Pone distancia entre el sujeto y los demás, altivez, da fascinación, imana, magnetiza, atrae. Introvertido, es alguien que habla con la mirada. Aporta características masculinas y don de mando a las mujeres. A los hombres, les otorga cualidades artísticas y filosóficas. Pulsiones inconscientes que ayudan a evolucionar espiritualmente. Mal aspectado, gran tensión interna.

Casa II – Tauro

Peligro con los bienes materiales, pérdidas de dinero. Deseo confuso frente a las posesiones, rechazo interno a prosperar. Tendencia inconsciente al fracaso frente al éxito financiero. Se puede tener dificultades materiales, pruebas, sacrificios, voluntarios o involuntarios.

Casa III – Géminis

Problemas emocionales las relaciones con hermanos y primos. Conflictos o interrupción de los estudios, o cambios en la vocación. Dificultades en la juventud en la adaptación al mundo. Problemas en la comunicación y contacto con otras personas. Capacidad para la escritura pero tendencia al perfeccionismo. Busque la armonía en su comunicación.

Casa IV – Cáncer

Ruptura o corte familiar. Posible adopción, lejanía de la familia o ignorancia respecto al verdadero origen, sacrificios en el hogar. Cambio radical en las condiciones de vida de los padres. Insatisfacción respecto al lugar donde se vive. Mudanzas frecuentes o no deseadas. Ambivalencia respecto a los lazos con padres, madre y hermanos. Hay amor y rechazo a la vez, o bien, la persona siente que es querida de esa forma.

Casa V – Leo

Conflictos en el deseo de ser madre y en el cuidado de los niños. Rechazo inconsciente de esta función. Capacidad creativa y obsesión por el perfeccionismo. Modelos demasiado elevados para el individuo que generan dificultades de poder ser realizados. Rechazo de las normas establecidas en el terreno sexual, o bien, rechazo de toda la relación placentera.

Casa VI – Virgo

Inseguridad, preocupaciones, manías. Capacidad organizativa. Independencia, no tolerará un trabajo que no sea de su agrado, o dificultad para insertarse en el mundo profesional. Desobediencia, rechazo de la autoridad laboral o jefes en general. Problema de salud o accidente. Tristeza, depresión, problemas de salud en la familia.

Casa VII – Libra

Abandono real o imaginario de los afectos, o rechazo del afecto amoroso que se tiene. Lilith señala la ausencia del otro, ya sea por pérdida de la persona amada o por rechazo a establecer una relación profunda con quien se quiere. Relaciones ambiguas, de fascinación y rechazo. Problemas con las sociedades y la cooperación con otros.

Casa VIII – Escorpio

Tristeza, duelo, dolor en la vida afectiva de la persona. Deseo de renunciar a los bienes heredados, rechazo que puede llevar a la pérdida. Violencia, agresividad interna que obsesiona a la persona con temas mórbidos o con la muerte. Problemas en las relaciones sexuales con el ser amado.

Casa IX – Sagitario

Rebeldía, visión única en sus ideales, no acepará enseñanzas si no llegan a través de su propio conocimiento y experiencia. Dificultades para aprender idiomas, para realizar viajes, o para idealizar estos aspectos. Tendencia al fanatismo espiritual, frustración, sacrificios autoimpuestos. Capacidad para aprender uno mismo.

Casa X – Capricornio

Destino notable, persona que destaca del resto. Actitud aristocrática o distante. Falta de adaptación al medio. Rechazo de lo convencional. Rebeldía, problemas para respetar el ritmo de trabajo. Tendencia a ser contestatario. Búsqueda constante de desafíos, Rechazo de la sociedad. Renuncia del poder.

Casa XI – Acuario

Dificultades con las amistades, exceso de selectividad que hace que nadie pueda cumplir con las expectativas del sujeto. Soledad. Pérdida de amigos. Visión fatalista que aísla a la persona. Dificultad para encontrar pares e insertarse en un grupo social. Proyectos puestos en tela de juicio, exceso de ambición.

Casa XII – Piscis

Renuncia, tendencia al sacrificio, expiación de culpas, rechazo del placer y de la libertad. Aislamiento real o simbólico de la sociedad. Ruptura, amor por el secreto, con la vida activa, con el mundo. Hay culto al secreto. Capacidad para dedicarse a la investigación del inconsciente, para liberar tensiones, para transformar la personalidad. Miedo que genera el rechazo de sus emociones.