Astrología y Horóscopos

La Astrología, el arte y ciencia de predecir

Astrología y horóscopo

Prácticamente todas las civilizaciones antiguas se basaron en el estudio de los astros para realizar predicciones. Este arte y ciencia de predecir, que en un principio estaba ligada a la astronomía, nació hace más de 5.000 años en Babilonia. Su nombre proviene de la antigua Grecia (ástron + logos = estudio de los astros). Esta civilización también dio su nombre al zodíaco, palabra que proviene de un vocablo griego que significa figura de animales.

Aunque la astrología fue combatida durante la Edad Media, con el tiempo se difundió por todo el mundo. Se trata de una disciplina universal que relaciona la influencia de los eventos cósmicos con la vida y el destino de las personas. La ciencia antigua sumada a la moderna tecnología permiten el estudio de los movimientos astrales con exactitud para conocer las influencias planetarias que se cernirán sobre la tierra. La posición de los planetas gravita sobre la personalidad, la salud, la profesión, la vida amorosa y el destino de los nacidos bajo cada signo. En Occidente el más difundido es el Horóscopo Solar.

El zodíaco del mismo representa el trayecto que sigue alrededor del Sol y se divide en 12 signos. Cada signo pertenece a una Casa zodiacal, aunque el mismo puede influir en otras Casas. Todos los años los planetas «transitan» por las casas zodiacales y, de acuerdo a su posición y a las características de ese tránsito, se puede establecer cuál será su influjo sobre los distintos signos.

Por ejemplo Marte ubicado en determinado período en la Casa de Aries, enviará una energía diferente a la Tierra que si el mismo planeta estuviese ocupando en ese momento la Casa de Virgo. A su vez, cada signo recibirá sus vibraciones de distinta manera lo cual producirá efecto en sus nativos. Estos movimientos de los planetas pueden anticiparse y también sus consecuencias.

De ese modo se elaboran las predicciones astrológicas. Develar la influencia de las vibraciones planetarias de este año nos ha permitido realizar acertados pronósticos para él 2015 en lo que respecta a las experiencias y posibilidades amorosas de cada signo y cómo deberán manejarse en el plano económico.